21 abril 2010

HIYAB Y CASA PEPE


Volvemos con la opresión de las minorías sobre las mayorías.

Ha saltado la polémica del velo islámico y su uso entre nuestra sociedad. En este caso en un colegio.

Personalmente casi me da igual, pero me indigna la intolerancia reinante, en especial de las minorías. Diréis, el intransigente eres tú. A mi me parece que no. Todo casi se podría resumir en una frase: “Me molesta lo mismo un pañuelo islámico que una cruz en la pared”. ¿Será que el Hiyab no es un símbolo religioso?

Tanto nuestra sociedad como las de otros países del mundo tienen sus normas y sobre ellas se rigen los individuos que las componen. En caso de no estar de acuerdo, hay dos opciones. O se cumple la sanción que conlleva su incumplimiento o te vas a una sociedad que se adapte a tus costumbres.

Además, se da el caso que en plena batalla contra la violencia de genero, cuando en menos de un mes ha habido mas de 11 victimas, se pretende permitir el uso de un  símbolo de sumisión y degradación de la mujer, este pañuelo viene a indicar que la mujer es un ser inferior al hombre. ¿Dónde esta la ministra de igualdad?, ¿para que sirve este ministerio? Señora Bibiana Aido tendrá usted que decir algo, o no.

Yo, como padre no se, ni me preocupa si en las clases de mis hijas hay o no un crucifijo. Me preocupa la calidad de la enseñanza que en él se imparte. Estando en un estado laico como se cacarea a los cuatro vientos, ciertas enseñanzas religiosas deben de correr por parte de la familia. Con esto vengo a decir que si la niña quiere llevar pañuelo que lo lleve a la salida del colegio. Si no hay símbolos religiosos cristianos tampoco debe de haberlos de otras creencias.

De puertas del colegio hacia fuera cada uno que lleve lo que quiera, un centro oficial de un estado laico debe estar libre de toda simbología.

Lo he dicho muchas veces, YO cuando voy a un país que no comparte mis tradiciones y costumbres me adapto a ellos y en privado hago lo que crea conveniente.

Si algunas de vosotras habéis viajado a un país musulmán sabréis que aunque seáis occidentales y de otra creencia o incluso ateas, no se os permite el paso a determinados lugares sagrados, o en todo caso, con una indumentaria adecuada a las costumbres y usos del país.

Ellos NO y nosotros SI, esto ¿qué es, casa Pepe?

Como se suele decir: O TODOS MOROS O TODOS CRISTIANOS.

Solo pido que se trate a todos por igual. No vayamos de políticamente correctos y por ser unos molones aceptemos cualquier cosa aunque vaya en contra de la dignidad de la mujer y en contra de nuestra evolución como sociedad. Bastantes siglos ha costado quitarnos el yugo de una Iglesia inmovilista y obsoleta, para ahora caer en el yugo de otra incluso peor y en pleno siglo XXI.

Si evolucionamos que evolucionemos en una neutralidad que permita la convivencia en una sociedad cada vez más global. El que no este de acuerdo, como decía, tiene dos vías.

Cuando estalló la polémica, el padre decía que el aprobaría y apoyaría la decisión de su hija. Ahora habla de acudir a los tribunales para imponer sus ideas a la mayoría y a las normas del colegio. A esta niña no se le niega la escolaridad, se le pide que cumpla las normas del centro y en su defecto nuestras costumbres y usos.

Creo que todo esto no es difícil de entender, ¿o sí?

Y usted señora ministra que hace unos días abogaba por eliminar los cuentos clásicos en los centros escolares por ser sexistas, ahora será capaz de callar y dejar que una niña lleve un símbolo de degradación al sexo femenino. Deberemos pues aceptar que se trate mejor a un animal que a una mujer musulmana.

Usted señor Zapatero elimine ese ministerio que de nada sirve, siguen muriendo mujeres, día si día no, en manos de sus parejas o exparejas. Las mujeres siguen cobrando menos que los hombres en igualdad de trabajos y toda una serie de objetivos no cumplidos. Igualdad ¿Dónde?, incluso en algunos casos genera desigualdades.

Creo que va siendo hora de poner las cosas y a las personas en su sitio, probablemente evitaremos mas polémicas estériles de este tipo y la convivencia será más pacifica.

Podría extenderme más, pero creo que he sido bastante claro, el resto os lo dejo a vosotros.

Saludos.

10 comentarios:

Mariano Planells dijo...

Carlos, te pongo un link en MD.
Si no te importa ¿podrías linkarme el mío?

http://mirdig.blogspot.com/

Gracias.

carlos63 dijo...

Es un placer, tenia enlazado Mariano Digital, pero no MD.

Un Saludo.

Maika dijo...

Buenas noches amigo Carlos, un post muy interesante,para reflexionar sobre el uso del Hiyab o pañuelo islámico en los colegios.Yo comparto tu opinión en las aulas se va a aprender,el Hiyab es un símbolo religioso como lo es un crucifijo,a mi personalmente no me molesta que existan símbolos religiosos en las aulas eso lo quiero dejar bien claro.Pero estamos en una sociedad laica de múltiples culturas y religiones no solo la católica. En los colegios se deben preocupar de enseñar, de dar una buena educación y valores éticos. La familia será la que se encargue de la educación religiosa que reciba su hijo/a.

Muy buen post Carlos, muy bien escrito.Gracias por visitar mi blog, ya sabes que es como tu casa puedes visitarme siempre que quieras amigo.
Me alegré al leer tu comentario en mi rincón.Últimamente no ando bien de salud.Mi más sincero agradecimiento, por expresar tu opinión.

Que pases una feliz semana junto a tus seres queridos.
Un abrazo y unas sonrisas :-)
Maika luzblanca7

erMoya dijo...

Con todos los respetos, Carlos, no estás haciendo la comparación correcta.

Verás, una cosa es eliminar el crucifijo de las aulas, que sería comparable -si lo hubiera- a borrar versos del Corán pintados en las paredes.
Otra cosa muy distinta es llevar el Hiyab. Tu puedes ir a clase con un crucifijo colgado al cuello -y por fuera de la camiseta, que se vea bien-, o con una camiseta con la frase "Jesús me ama" y nadie te obligaría a quitártelo. Pues esa es la comparación.

Lo que el gobierno ha hecho quitando los crucifijos no es prohibir la religión católica ni las muestras de catolicismo, sino eliminar las muestras de SU parte. El pueblo, puede hacer lo que quiera.

Y en cuanto a que es sexista, bueno, en cierto modo estoy de acuerdo contigo. Pero quizá también te sorprendería la opinión que ellas mismas tienen del uso del Hiyab. Y, creo yo, tampoco es plan de coartar la libertad haciéndolas vestir de forma contraria a como desean, o si?

Saludos!

juan rafael dijo...

Sólo hablaré de lo que me da de comer: he tenido y tengo clientas que vienen a la tienda con yihab y sin él y todas son bien recibidas y ojalá hubiera más de los dos grupos.

Mayo dijo...

Hola.
El tema puede dar de sí todo lo que se quiera, como por ejemplo decir que las normas del colegio en cuestión no permite que una alumna pueda acudir con un pañuelo en la cabeza porque su religión "demoniza" a sus mujeres. Pues bien, un señor o una señora tampoco debería entrar en ese colegio con sotana o hábito, puesto que la Iglesia Católica no es ningún adalid en el fomento del papel de la mujer en su seno y se rige con unas reglas machistas y arcaicas, impidiendo que ellas ejerzan papeles relevantes.
Todos sabemos que detrás de todo esto está la lucha por la hegemonía de una religión sobre las demás.
Hace falta una regla común impulsada desde el Gobierno y refrendado en el Congreso y que sea de obligado cumplimiento para todas las administraciones, aunque tengan transferidas las competencias.

Un fuerte abrazo.

josepin dijo...

Estuve en Turquía hace unos años y para entrar en las mezquitas tenias que descalzarte y llevar pantalones largos, lo de descalzarme lo hice pero lo de pantalones largos me era imposible ya que llevaba unos pantalones cortos que me llegaban por la rodilla de lo mas normales, el señor de la puerta me dijo que me tenia que cubrir si nó no entraba, me indico que un pañuelo largo seria suficiente, menos mal que mi pareja llevaba uno en el bolso y me lo puse amarrado a la cintura, estaba de lo mas ridículo pero me dejo pasar. Es lo que tiene el fundamentalismo.

carlos63 dijo...

En primer lugar disculparme por mi aparente tardanza en contestaros, lo hice ayer, pero hoy he visto que el comentario no se había guardado.

erMoya en primer lugar agradezco tu comentario, en segundo comentarte unos detalles. En el colegio de mis hijas no hay crucifijos, ni nadie los lleva, ni alumnos ni profesores. Tal vez si pero debajo de la ropa. Quien hace ostentación de ellos, no suele ser por FE sino por otro tipo de motivos, al menos en los centros públicos que conozco. En los colegios religiosos es otra cosa pero no es lo que nos preocupa ni ocupa. En este país hemos luchado mucho para librarnos del yugo de la Iglesia. Yo recuerdo que las mujeres tenían “vetada” la entrada a los bares y para llamar al marido se enviaba al hijo o algún amigo o vecino, con lo cual no creo que debamos dar entrada a nuevas ideas retrogradas en los centros de formación de nuestros hijos. Ahora bien no me opongo a que cada uno en su casa haga lo que quiera.

A esas niñas como a las nuestras creo que debemos mostrarles que existe otra vida distinta a las suya. Y no dejar que solo por una cuestión de tradición deban seguir con ese símbolo discriminatorio hacia su sexo. Esto me recuerda a lo de los toros, ¿por ser tradición, se deben seguir matando?, sinceramente creo que no, al menos por ese motivo. En cuanto a lo que piensan es normal ya que desde pequeñas no han conocido otra cosa. También estaremos de acuerdo que la ablación es una barbaridad y sin embargo habrá mujeres que lo encontraran de lo más normal.

Juan Rafael, yo no estoy hablando de echarlos como los Reyes Católicos, pueden convivir con nosotros perfectamente, pero en un centro de formación laico, no lo veo correcto.

Mayo en cuanto a tu comentario en lo que mas estoy de acuerdo es que el gobierno de una vez por todas debería ir cerrando temas, este entre otros muchos. Deberían hacer una legislación en la que todo quede claro y sepamos unos y otros a que atenernos. De esta forma como bien dices terminaríamos con estas polémicas que no llevan a nada. Yo si creo que las mujeres y la sociedad en general nos hemos liberado de la represión católica. A lo mejor por mi edad (46 años) tengo una visión un poco mas general de cómo hemos evolucionado.

Y josepin lo que comentas es la confirmación de lo que comente en la entrada, por eso los inmigrantes deberían valorar un poco mas la tolerancia que, en general, se tiene aquí y no como la que se tiene en sus países de origen. Deberían quitarse el velo de eternas victimas.

Me pregunto si hubiesen expulsado a un chaval, español, por llevar una gorra se habría formado el mismo cacao.

Gracias a todos por vuestros comentarios, el intercambio de opiniones es lo que mas puede enriquecernos como personas.

Un saludo.

Európides dijo...

En este tema no estoy en contra de que lleven la ropa o indumentaria que quieran, siempre que esta sea correcta y se lleve libremente, es decir, que la lleve porque le da la gana y no porque alguien la obliga.

Ahora bien, hay centros en los que hay una uniformidad requerida y si hay que ir con una falda gris y una camisa blanca y gersey azul por ejemplo, pues no viene al caso que lleven el pañúelo ni una peineta de colores.

Luego por otra parte veo lo que ese pañuelo representa y eso me echa para atrás y ya no pienso tan libremente como antes. Al que no le interese, así tiene preparada una patera de vuelta. En mi casa se come garbanzos y si no le gustan los garbanzos, pues con el mayor de mis respetos, como normalmente se dice en estos casos, que se jo..roben.

Saludos!

carlos63 dijo...

Si o al menos como decia "o todos moros o todos cristianos", o se debe de tratar a todos por igual. No me gusta la intransigencia sea de las mayorias o minorias.

Un saludo.