14 octubre 2010

DELIRIOS DE UN DEMENTE



Hoy los delirios de un demente. Si, un golfo consentido de demostrada incapacidad para gestionar empresas por su anquilosamiento mental y falta de preparación para las labores que ha tenido y tiene que desempeñar.

Aun no entiendo como a este individuo se le permite entrar en un dialogo social y menos el dirigir una organización de empresarios. Es un mal ejemplo y mala representación para la nueva generación de emprendedores. Así, con esos conceptos estamos destinados al más absoluto de los fracasos.

El incompetente Diaz Ferran, ha arrancado con unas declaraciones propias de hace dos siglos. A parte de su incapacidad demostrada para la dirección de empresas, ahora nos sale con la siguiente perla: “Solamente se puede salir de la crisis de una manera, que es trabajando más y desgraciadamente ganando menos”

Claro que se refiere a los trabajadores. Parece que su “formula magistral” atiende al puro y duro enriquecimiento de los empresarios. Parece normal para alguien acostumbrado a coger un avión para ir a “cagar al water”

Este tío es realmente imbecil. Si se empobrece al proletariado y al pensionista se carga el consumo. ¿Quiénes serán sus consumidores? ¿Los inmigrantes que ellos mismos explotan? Si, son expertos en reventar los salarios mínimos para tener una existencia mínimamente digna, mientras el vive de los salarios que no ha pagado a los esclavos que tenia a su cargo.

No me creo que este soberano necio sea capaz de representar a gran parte de los pequeños y medianos empresarios. Yo lo fui y nunca me sentí representado ni por él ni por el maléfico Sr. Cuevas.

Quien maltrata la fuerza del trabajo nunca puede ser competitivo y esta condenado al fracaso, demostrado esta. ¿Por qué no se introduce una comisión en función de la productividad y los beneficios? Lógicamente porque supondría una intervención en sus cuentas, pero esto no interesa. Puedo entenderlo porque la legislación tampoco ayuda a tomar estas determinaciones. Tal vez, este señor y los que piensan como el deberían dedicarse a las plantaciones de algodón.

Este individuo como tantos otros deberían estar en la cárcel, por fraude, estafa, explotación y expolio o alarma social. Pero no, mantendrá su patrimonio y tendrá una pensión de mil pares de cojones a costa de “la chusma” que a tenido la desgracia de trabajar para el.

Cambios de mierda son los que ha propiciado el gobierno, cambios con los que se lleno la boca nuestro presidente. Y el que lo niegue o es un fiel y ciego creyente incapaz de ver la realidad.

Mientras una masa importante de gente se dedica a disfrutar de La Milá y sus marionetas, de la Belén y sus satélites y de la demás basura que hace que esto nos pase desapercibido. Como las telenovelas en Sudamérica se han dedicado a mantener en el ostracismo y aborregamiento a la masa social de sus países, por lo menos hasta no hace mucho tiempo.

Saludos.

9 comentarios:

juan rafael dijo...

De la manera que esta la peña, Carlos, no te van a dejar descansar ni un día. Preparáte para ir de cabreo en cabreo jajajaja

carlos63 dijo...

Tienes razón pero no puedo evitarlo y casi que me gusta ser la voz de la conciencia, de la mía al menos, jajaja.

josepin dijo...

Menuda eminencia el tío este, para los pringaos de los autónomos, como yo, no nos queda otra que trabajar como cabrones todas las horas que haga falta. Me rio yo de los convenios laborales.

carlos63 dijo...

Pues la has jodido chaval, lo he sido 11 años y se te queda en el cuerpo de por vida. Ya solo te pondrás enfermo los fines de semana. Lo siento.

José GDF dijo...

Ya te lo dije en otro lugar, pero te lo repito aquí para que conste. Ya sabemos todos lo que les gustaría a los empresarios, que trabajáramos como chinos, cobrando como ellos o mejor aún, nada, y sin derecho ni a protestar.

No hacía falta que este tipo lo dijera en voz alta. Ya lo sabemos todos.

Y encima ese presidente, que se dice a sí mismo socialista, se lo está poniendo en bandeja para que sea verdad y encima legal hacerlo.

Y lo que dices yo también lo pienso desde hace tiempo: si nos siguen tocando los sueldos y quieren seguir ganando dinero, ellos mismos se están poniendo a medio o incluso a corto plazo la soga al cuello. El motor del consumo, el eslabón más fuerte y, a la vez, el más débil de la cadena somos todos nosotros. Si se rompe este eslabón, toda la cadena a la mierda, incluidos ellos.

La única diferencia es que esta gentuza tiene sus abultadas cuentas en Suiza, Andorra y demás paraísos fiscales, y a nosotros no nos queda ni lo puesto.

Los autónomos merecen una mención aparte. Siguen siendo los que más trabajan, los que más pagan impuestos y los que menos derechos tienen. Y son una parte mucho más importante en la economía de la sociedad de lo que se cree. Nunca he sido autónomo, pero he trabajado mano a mano con uno, contratado por él durante más de un año, y sé muy bien de qué va la cosa.

carlos63 dijo...

Sí José en este país tenemos males endémicos que ningún gobierno del color que sea, quiere solucionar, entre ellos los derechos de los autónomos y otro que no acabo de entender del porque no se soluciona nunca es la diferencia del precio que se paga por los productos a pie de campo y lo que luego pagamos nosotros.

EL HEREJE dijo...

Sobre el tema de los derechos y obligaciones de los autónomos, la situación en España es muy parecida a la de otros países de nuestro entorno, como por ejemplo Italia (allí se llama tener "partita IVA"), lo cual me hace pensar que quizás es el mejor sistema que ha encontrado el poder neoliberal para hacerse con el control político. Me explico.

Un autónomo o pequeño empresario, se siente más empresario que trabajador. No importa que trabaje como un animal 10 horas al día para sacar lo justo para ir tirando, con unos mínimos derechos socilaes, unos impuestos inmisericordes vaya bien o vaya mal el negocio y una permanente desazón por lo qu pueda pasar en el futuro. De esa forma, se sienten más representados por partidos de ideología neoliberal o asociaciones como la CEOE que por los partidos de izquierda. Y es verdad que el PP o la CEOE representan los intereses de los empresarios, pero de los empresarios como Díaz Ferrán, Botín o Florentino Perez, NO LOS DE LOS TAXISTAS, POR MUY EMPRESARIOS DEL TRANSPORTE QUE LES GUSTE QUE LES LLAMEN.

Es triste, pero el poder, ha conseguido ponernos a unos trabajadores contra otros. A los autónomos contra los asalariados, a los pequeños empresarios contra los funcionarios, a los defraudadores por definición contra los vagos por definición, a los paletos contra los culturetas, a los explotadores contra los escaqueados. Cualquier chorrada es buena con tal de que nos distraigamos escupiéndonos de un patio al otro, en vez de luchar contra el enemigo común, contra la banca y las familias de toda la vida, que nos chupan la sangre A TODOS POR IGUAL.

Este es el gran mérito del neoliberalismo. Este y lo del jurgol

EL HEREJE dijo...

Ah, eso, y un saludo muy fuerte Carlos

carlos63 dijo...

Es una antigua arma, "divide y vencerás" y estoy totalmente de acuerdo en que la patronal representa a un grupo de empresarios privilegiados.

Saludos.