24 noviembre 2010

JUGUETES Y SEXO

Hola otra vez, el tema de hoy surge algo por la actualidad y mucho por los comentarios de algunos de vosotros y que he visto os interesa. A mi también por supuesto, y como es habitual aquí dejare mi punto de vista para que podamos debatirlo y quien quiera deje su opinión

Es un tema recurrente por estas fechas EL SEXO DE LOS JUGUETES.

Se le da mucha importancia a este asunto y no sin razón, pero creo que no lo enfocamos bien. Es como “dispararle al guardaespaldas para que el escoltado muera por simpatía”.

El problema no lo veo en los juguetes en si, lo veo en el uso que se les da. ¿Que hacemos empezamos a eliminar juguetes?, yo digo que no.

Me parece que el problema es que jugamos poco con nuestros niños, mas parece que el juguete sea la liberación de los papas; mientras estén entretenidos no nos dan la brasa.

El juguete además de ser un entretenimiento para las criaturas es, o debe de ser, una excusa para inculcarles determinados valores morales que sin la presencia de un adulto es imposible.

Ni todas las mujeres son iguales por el hecho de ser mujeres, ni todos los hombres son iguales por ser hombres, ni las mujeres son iguales que los hombres ni a la inversa. ALTO, no me malinterpretéis, no estoy diciendo que unos son mejor que otras ni al revés y por supuesto que los derechos deben ser los mismos. Con la exposición anterior solo pretendo poner de manifiesto que existe una diversidad como individuos, indistintamente de su sexo, y esa diversidad es necesaria para la sociedad. Vamos que tengo dos hijas y a una le gusta el azul y a la otra el rosa; ni una es un chicote ni la otra es una cursi. Es importante que el individuo elija, dentro de unos limites para su edad, y desarrolle sus aficiones, gustos e iniciativas sea hombre o mujer.



 Juguete asexuado

Los juguetes no se deben de imponer a los niños, ellos saben elegir y sino darles un catalogo y veréis que claro lo tienen. De hecho muchos homosexuales se quejan que de niños sus padres les imponían cierto tipo de juguetes por si se les “pasaba la manía”, pues si esto era o es injusto, también lo es si su tendencia es heterosexual.

Con lo cual vuelvo a lo mismo, la culpa no es de los juguetes, es de los padres, tíos, amigos y demás familia

Los roles no los dan los juguetes, los damos los adultos.

“Peguémonos el tiro a nosotros y no a los juguetes”. No evadamos la culpa. Y sobre todo juguemos más con los niños y usemos el juego para educarlos y no para que no nos molesten.

Saludos.

10 comentarios:

juan rafael dijo...

¡Vaya manera de preguntarme lo que quiero para Reyes! jajajaja

Chary Serrano dijo...

Yo he tenido tres hijos y tengo una nieta de menos de 3 años.

Los juguetes de los niños deben ser exactamente lo que ellos quieran, no los que queramos nosotros.
Aún recuerdo como mi hija pequeña lloró un año en que fuimos a casa de unos amigos varios matrimonios y ellos tuvieron el detalle de comprarle un juguete a cada niño...
Eran 2 niños y mi hija.
Cuando vió los juegos de coches y camiones de los niños y que a ella le daban dos muñequitos (preciosos, por cierto) quería los coches (y eso que mi hija siempre ha sido muy muñequera, hasta ya mayorcita) .

Los niños son del momento, es dificil saber que es lo que quieren al menos que ellos mismos te lo digan.
Y los roles, a mi me da igual. cada uno escoge el rol que qiuiere en cada momento
¿porque un niño no puede jugar a las cocinitas y con muñecas?
¿y porque a una niña se le regalan siempre muñequitos, tacitas, cocinitas...?
Yo ante la duda y cuando hay varios niños implicados, me voy a un libro según edades. Es lo mas socorrido y lo mejor y además que educa, te quita de la casa tanto cacharreo que suponen muchos juguetes.

José GDF dijo...

A mi me queda una duda: ¿por qué está mal visto que un niño juegue de pequeño a cambiar pañales a una muñeca y luego de mayor es lo primero que te pide la mujer que hagas nada más llegas del trabajo al bebé?

Menos mal que uno aprende de casi todo rápido, ¡je, je, je!

Saludos.

Fátima Ortiz dijo...

Me parece muy interesante tu entrada y el modo de enfocarla.
Deberíamos prestar más atención a los gustos de cada uno en vez de elegir un regalo pensando en que supuestamente les va a agradar porque es para una chica o un chico, este criterio se puede aplicar tanto para casos de niños como de adultos.
A mí no me gusta caer en los tópicos, cada persona es especial y pienso mucho a la hora de hacer un regalo; en el caso de los juguetes creo que no existen los juguetes sexista, sino que la mayoría de los adultos somos los que nos dedicamos a ponerles etiquetas y a catalogar si este juego es de niñas y este otro lleva el roll de niños.
Hablando por propia experiencia, a mí nunca (ni de niña) me ha gustado el rosa y no por ello me considero menos femenina que a una que le guste; cuando era pequeña, siempre que he recibido regalos por parte de personas muy cercanas he tenido la suerte de encontrarme con cosas que me gustaban, aunque no puedo decir lo mismo de gente que no me conocía mucho y que me regalaban cosas "típicas" que supuestamente tenían que gustarme.

Indiferentemente de si es niño o niña, un día se puede jugar con coches y al otro con muñecas, y la semana que viene lo mismo le da por las piezas de construcción o por dibujar.

Un saludo y encantada de haber conocido tu blog.

Javi dijo...

El Gobierno debería pronunciarse ante este tema. Y conociéndoles, seguro que mandarían una carta a la RAE proponiendo la supresión de la palabra "juguete"; reemplazándolo por "jugueto" y "jugueta".

Los "juguetos" claramente serían para los niños, y las "juguetas" para las niñas. Ya sabes, al estilo de "miembros" y "miembras". Con ello, todos los problemas se zanjarían.

Hoy creo que me desperté un tanto irónico, jaja.

Daviblio dijo...

Todo el que regala juguetes puede manipular.

Los juguetes si transmiten cultura y por ello, los más óptimos son... los que determinen los padres. Es decir, "la pelota está en el tejado de" los progenitores, familiares, colegios y demás personas relacionadas con el mundo de la infancia.

La oferta es variada y se trata de elegir bien.

Y lo más importante, en mi opinión, es hacer entender al niño que lo más importante en el juego no es lo material, sino la imaginación y los compañeros.

Un saludo!

carlos63 dijo...

Vaya veo que en esencia coincidimos en este "peliagudo asunto", lo cual me alivia, pues aveces pienso que mis ideas son raras después de ver el lio que se monta por asuntos así.

Muchas veces he visto que el mejor regalo a un niño es el papel de regalo, jajaja, se lo pasan poco bien, verdad. Yo ante la duda de un regalo a un niño le pregunto a los padres o busco algo, digamos, neutro y pensando el entorno del receptor, si tiene hermanos que puedan participar o cosas por el estilo.

Lo curioso de este articulo es la cantidad de visitas de "guarrillos" que voy a recibir. Poner juguetes y sexo en google y veréis lo que os sale, jajaja. Se me ocurrió hacerlo después y desde luego que los enlaces no son precisamente para niños.

Ya sabéis que siempre os agradezco a todos vuestros comentarios pero en este caso un saludo especial a Fatima por su amable comentario (voy a pasar a saludarte)y a José por ser un nuevo aprendiz de pañales, jejeje, ya veras hasta con el niño en brazos se lo cambiaras, jajaja. Juanra imagino que no me pedirás un pijama para Reyes, jajaja.

Chary recuerdo una cocinita eléctrica de mi hermana que hacíamos pastitas y era super divertido, luego hasta nos las comíamos. Ahora estan prohibidas por seguridad pero nosotros nunca nos llegamos a electrocutar, jajaja.

Javi por Dios que el gobierno no se pronuncie, JAJAJAJA.

Daviblio estoy de acuerdo contigo, la pelota esta en nuestro tejado, no hay que pincharla ni despejarla.

josepin dijo...

"Muchas veces he visto que el mejor regalo a un niño es el papel de regalo", hay le has dado de pleno, sin entrar en el asunto, yo me acuerdo que de pequeño lo que mas nervioso me ponía era ver todos los regalos envueltos. Luego cuando los abría ya no eran regalos , solo eran juguetes.

Andrés dijo...

A mi me hace gracia el anuncio de la niña pija que dice "¡guala!". Se les nota a leguas cómo quieren encauzar la sexualidad de los niños.

Jenny dijo...

Como tu dices peguémonos el tiro nosotros.
Es una lástima que no dejen a algunos niños elegir.

Un abrazo.