07 enero 2011

FUMADOR O ASESINO (II)



Hola a todos de nuevo a vueltas con el tema anterior. Gracias a algunos comentarios creo interesante que conteste con una entrada, advierto que es más larga de lo normal y no sé si tendréis ganas de leerla toda.

Empezare diciendo que a mí también me molesta el exceso de humo en un local y que algún mal educado deje que el humo de su cigarrillo me venga directo a la cara, de lo primero el culpable es el hostelero por carecer de una ventilación suficiente y para esto no ha habido nunca una normativa que exigiera unos extractores lo suficientemente potentes, y en la mayoría de los casos inexistentes, abrían la puerta y punto. Con lo cual, gran parte de la culpa es de los dueños de los locales.

Lo segundo tiene una difícil solución, la educación.

Pero eso no es patente de los fumadores exclusivamente. Conduciendo existe la misma falta de educación y ahí se atenta directamente sobre nuestras vidas. Lo mismo ocurre con muchos dueños de perros que dejan sus excrementos sin importar que sea en la acera de un colegio y sus orines por esquinas, farolas, coches y paredes. La orina no se puede recoger, mirar hacia el suelo y veréis el aspecto que presentan las aceras. Los que tienen niños casi deben atarlos como a un perro para evitar que vayan a parar a un orín o a una caca de perro, ¿es esto admisible? ¿Qué sanciones existen y cuando se aplican?. Tampoco me gusta ir por la acera con miedo que una bicicleta atropelle a una de mis hijas o a mí mismo y tengo que aguantarme porque está de moda. Me parece bien que se vaya en bici pero falta la misma educación que cuando se conduce. ¿Prohibimos las bicicletas? Son más importantes los derechos de una minoría ciclista que la mayoría de los peatones.

No estoy en contra de que se regulen las cosas pero si nos ponemos a prohibir, porque no a los perros. O porque no se multa a quien no pone una intermitente, o mejor porque no se le retira el carnet directamente o se eliminan las bicicletas de la acera.

Aunque sea reiterativo, de la recaudación de los impuestos del tabaco nos beneficiamos todos, pero de esto nos olvidamos cuando nos conviene.
 
Además la consumición se encarece por estar en la terraza, toma doble tasa.

Cuando uno va a un lugar sabe lo que hay, y si a uno no le gusta debe ir a otro sitio. También me molesta ir a una disco y que haya un “mascachapas” buscando bronca, solución: NO VOY. También me he ido de locales por exceso de humo y no me ha supuesto ningún trauma.



Por supuesto que los no fumadores tienen derecho a las terrazas, si dentro hay fumadores la otra parte puede elegir la terraza para consumir. Veis la diferencia, nosotros ya no podemos elegir.  Al igual que un fumador tiene la calle, su casa y las terrazas para fumar, el no fumador también si no encuentra un local a su gusto. Otra cosa es que quiera entrar donde le apetezca. Yo elijo mis locales se pueda o no fumar.

¿Derechos? Claro que tengo, y a fumar también.  Mientras el estado permita la venta del tabaco y se enriquezca con ello tengo derecho.

También los empresarios deberían tener derecho a elegir su clientela, ¿no es su negocio y su dinero?, pero no tampoco tienen derecho a eso.

No creo que sea el momento adecuado, algunos locales cerraran y más gente se sumara al paro. Al tiempo.
Estoy en contra de esta ley cuya normativa además es sumamente confusa, debería rehacerse de una forma más coherente con la realidad.

Parece más una tiranía nacida del rencor que una posición inteligente.  Pero en esta sociedad la inteligencia es algo que se sustituye por el extremismo, o blanco o negro.



Ahora nos fríen con publicidad para dejar de fumar, hipnosis, cigarros electrónicos, chicles de nicotina, clínicas para dejar de fumar…pero todo pasa por nuestros bolsillos y no son soluciones baratas ni con garantía de éxito. ¿Qué otras opciones nos ofrece el gobierno con el dinero que generamos?, tampoco entiendo que se siga vendiendo el tabaco si somos responsables de la muerte de 3.000 fumadores pasivos al año, a parte de las nuestras. Por cierto, ¿Dónde están los muertos que genera el humo de nuestros coches? ¿Cuántos lo usáis sin necesidad y solo por comodidad?

Para acabar, solo os voy a pedir una última reflexión:

Sería conveniente que observarais vuestro comportamiento diario y analizarais las molestias que generáis a los demás. No conozco a nadie que no haga algo que no moleste a otro. Tal vez así evitemos problemas como este y le hagamos la vida más fácil al vecino, se fume o no se fume.

No pretendo tener razón pero sí que se busque una mejor solución.

Saludos y perdón por el royo.

P.D: No os habéis preguntado porque en la televisión solo salen hosteleros contentos por la ley y ninguno echando pestes contra ella. Publicidad del estado. Me parece una vergüenza la desinformación que genera en beneficio propio y la censura que se produce.


10 comentarios:

juan rafael dijo...

En principio, ningún fumador quiere que se prohiba la venta de tabaco por los daños sanitarios que pueda provocar.

Y no se prohibe el tabaco (aparte de por los ingresos que genere) porque es una droga que crea dependencia y el proceso de abstinencia puede traer consecuencias muy peligrosas, sobretodo, si es impuesto obligadamente.

El miércoles noche fuí a pubs. Hice la gran prueba de fuego. Fuí a "La flaca", un sitio que de normal, abres la puerta y ves el humo salir de allí y los ojos se irritan casi al instante. Pues bien ¡funciono! habia mucha gente como siempre y salían si tenían que fumar (no haciendo ruido en la calle, también hay que decir que tienen un hombre de seguridad controlando). Eso sí, algunos fumaban en los baños, pero ¡vaya diferencia! la ropa sin oler a humo y bastante más feliz.

Yo me acuerdo de cuando antes se fumaba en los autobuses, ahora impensable. Con los bares ocurrirá igual. Es un proceso de adaptación.

Fátima Ortiz dijo...

Yo estoy viendo que en los bares de mi zona ha bajado considerablemente la clientela, no es que me lo haya parecido a mí, sino que es una realidad muy obvia; en una cafetería en la que antes era difícil acceder a la barra ahora te la encuentras prácticamente desértica.
Por una parte podréis pensar que esto es bueno para quien vaya a tomarse algo en el interior(sea fumador o no), pero si le preguntamos al dueño del local no creo que esto le haga mucha gracia.

Por cierto, Carlos, aparte de lo que señalas de los perros y las bicicletas, yo añadiría una cosa más: los chicles... ¿Cuántos de vosotros no ha pisado un chicle alguna vez y lo ha llevado adherido a la suela del zapato sin remedio alguno? Puestos a prohibir yo prohibiría tirar chicles a la vía pública, que son más molestos que pisar una colilla.

Un saludo y gracias por la segunda parte de esta entrada; la primera también me la leí, pero no dejé un comentario porque estaba bastante cabreada con todo y no era plan de ponerme a despotricar sin reparo, ante todo intento dominarme y ser respetuosa y tolerante tanto con los que están a favor como con los que están en contra de esta ley.

carlos63 dijo...

Bien Juan Rafael, alguien ha puesto el dedo en la llaga. Es una ADICCION. En la que la única solución pasa por estigmatizar y repudiar a los fumadores.

La verdad es que la ley me la SUDA aunque sea fumador, lo que me jode son las maneras y la hipocresía de unos y de otros, ese es mi principal descontento. Yo puedo vivir sin los bares, cosa que los no fumadores parece que no.

Además no pienso entrar en ningún bar salvo necesidad fisiológica de carácter urgente, ni si quiera aunque no este fumando ya que la ley no es contra el tabaco sino contra los fumadores. Nada hace el gobierno por hacer el tabaco menos perjudicial evitando que se adicionen aditivos increíbles que potencian su adicción.

Verónica Marsá dijo...

Hola, aquí de rebote desde otro blog, como suele suceder y me encuentro con un casi paisano! Entro sin permiso y sin humos, ni humo tampoco.

Cuestión de respeto? Educación? Intereses económicos que favorecen al Estado y a las farmaceúticas?
Desde mi punto de vida, pagarle al que te mata es poco tonto... y los gastos de este mortifero placer los pagamos todos!

Bueno, te dejo un café y unas galletas!

carlos63 dijo...

Gracias por tu visita Veronica todo un placer tu visita. Yo soy fumador pero siempre intento respetar a los que no lo hacen como en cualquier otra faceta de mi vida, otra cosa es que lo consiga o no.

Un saludo y te debo la visita.

Al dijo...

Hola Carlos! y yo me quedo con el tema de la Educación (con mayúsculas, no la mera instrucción)tal parece que cada día nos vamos volviendo más y más individualistas. Un viejo dicho reza así:"Contento vos y tu macho, que se jodan los muchachos!" habrá que empezar a comprometerse para que tengamos una mirada plural, que entienda que hay un otro que también tiene derechos.
Cariños y buen año!!

josepin dijo...

Solo voy a decir una cosa, los hay que están como locos con esta ley, los fabricantes de estufas para las terrazas. Según creo la demanda en algunos casos llego a superar el 300% de los pedidos habituales.

Martha Colmenares dijo...

Te diré algo, dejé de fumar, voy para dos años en abril, y me molesta la gente que le dice a otra que no le fumen al lado. Aqui en los sitios hay para fumadores o no fumadores, y me importa lo que escogen mis amigos (por lo general fumadores) y bueno, con todo y eso no me ha provocado volver a fumar. Cuando lo hacía no soportaba la gente que me decía que no lo hiciera, que esto lo otro, que no le fumara encima, en fin, toda una historia de nunca acabaar.
Por cierto lo mejor para ti en este 2011
Abrazos

cabreada dijo...

Prohibir o no los perros, las bicicletas..., no le produce ingresos al gobierno, el tabaco sí.
¿por qué no prohibe su venta?, no eso no, es más ahora lo puedes comprar hasta en la gasolinera, que ya tiene guasa.
Yo sigo pensando que los negocios hosteleros, como empresa privada que es deberían poder elegir.
He oido hoy, que Irlanda que tiene una ley parecida a la nuestra, en los 4 años de ley, ha provocado que se cerraran el 25 % de los bares y el 7% de los restaurantes, yo creo que al final deberían replantearse esta ley, porque es muy hipócrita

carlos63 dijo...

Al tienes toda la razón, "yo, yo y solo yo" es lo que impera en nuestros días y "el que venga detras que arree"

Y los del cigarrillo electrónico josepin, los venden por miles.

Gracias por tus deseos Martha, yo lo deje durante tres años, pero tristemente en una situación de estres volví a caer.

Si Cabreada es tan ilógica como no poder fumar en un bar y la maquina a tus espaldas tentandote y recordandotelo en todo momento. Tan ilógico como comentas en tu blog de poder permitir fumar en los estadios con las razones que expones. Ojala la replanteen o muchos van a ir al paro y eso es lo que menos falta hace. Seguro que muchos prefieren arriesgar la vida fumando que no tener que comer.

Abrazos a tod@s