05 febrero 2011

ESTO ES LO QUE HAY


Era una mañana más de entre semana. Me había levantado sobre las 06:00 y después de asearme cogí mi chaqueta, mi gorrito de lana y mi mochila con el almuerzo y me dirigí a la estación del metro.



"Nunca os hagáis una foto como esta. Es un atentado a la autoestima, jajajaja."


Legué sobre las 06:57, los minutos son importantes si no quieres perder tu tren. Baje al anden y extrañado vi un tren que no era ni debería estar allí. Era de la otra línea.

De inmediato pensé que algo no iba bien, el mío tenía que llegar a las 07:02, me asome y pregunte: ¿este es el que va a Meliana? La respuesta era obvia NO. No hubiera hecho esta pregunta sino fuera la primera vez que equivocan el cartel del tren.

Casi en ese momento la conductora salio de la cabina y anunció que se suspendía el servicio temporalmente por una avería en una de las estaciones.

Todos los pasajeros se levantaron contrariados y aquí vino la situación rocambolesca, los comentarios de los frustrados viajeros.

Desde atrás una voz de mujer espeto:

ESTO ES UNA HUELGA ENCUBIERTA.

La conductora sorprendida contesto con resignación:

No señora, solo es una avería.  (Hay que decir que están haciendo huelga en algunas horas de lunes y jueves, pero esta anunciada y se cumple a rajatabla)

Otro chico joven peladito y que suele leer varios libros a la vez de temática alternativa (a veces coge mi línea) dijo contrariado:

¡Podían haber avisado antes!

Llegado a ese punto no pude evitar una sonora carcajada, esperaba un comentario más inteligente de alguien que lee tanto. No estaría mal que las cosas avisaran antes de estropearse pero hasta ahora solo avisan cuando ya lo han hecho. Solo habían tardado 15 min. en comunicarlo desde que se produjo la avería como pude comprobar después.

Luego se alzo otra voz de mujer:

¡Quiero un justificante para el trabajo!

La conductora contesto educadamente:

Si señora, acuda a Atención al Cliente y se lo harán.

Esto me hizo pensar que debía ser de las que siempre llegan tarde y tiene agotadas todas las excusas posibles.

Bueno, estaba claro que ya no hacia nada allí. Era el momento de buscar solución para irme a trabajar. Ciertamente no tenia una opción mejor que coger el coche, hacia más de 15 días que no lo cogía y la mecánica lo iba a agradecer. Mientras me dirigía a donde estaba aparcado iba pensando en lo ocurrido, más bien en lo oído, entre risueño y desesperanzado.

Risueño porque tanta tontería a esas horas de la mañana me hicieron reír. Desesperanzado por lo mismo ¿eso es todo lo que podía esperar de los que viajan a mi lado todos los días?

Una imagen se formo en mi mente, vi a todo el vagón viendo TELE 5.


"Pozo inmenso de cultura"

¡Una pena! Pero es lo que hay.

Luego nos extrañamos de cómo funcionan las cosas y lo que es peor nunca nos sentimos responsables directos de lo que ocurre en nuestra sociedad. Desde luego no desplegamos lo mejor de nosotros, o lo que es peor, igual no hay nada que desplegar.

Así nos va.

Por cierto, otra imagen se ha formado en mi mente mientras escribía estas líneas. El consejo de ministros realizándose frente a un televisor de 42 pulgadas mientras ven TELE 5.



"Fotografía tomada en el consejo de ministros durante el último decretazo"

Saludos.

12 comentarios:

José GDF dijo...

No me imagino a Rajoy o a ZP perdiendo el tiempo viendo telebasura de esas características.... Pero ahora que lo comentas, no es tan descabellada esa hipótesis, podría explicar muchas cosas, ¡je, je, je!

Me alegro de no trabajar de cara al público precisamente por ese tipo de cosas que has contado.

Un saludo, Carlos.

Javi dijo...

Estaría genial que las cosas avisaran al menos con 24 horas de antelación antes de estropearse, jaja.

Mª Mercè dijo...

Muy buena entrada; relatada con tu sentido del humor especial.

Un abrazo!

Európides dijo...

Pensé que estaba leyendo un libro.

Vamos, que lo has relatado tan bien, que me he visto hasta en la estación, jajajaj

Saludos.

Shikilla dijo...

Realismo y diversión por el mismo precio. En la foto yo te veo "interesante" jajaja asi que lo de la autoestima que sea para bien, eh!, que suba y suba hasta el infinito y más allá.

Fátima Ortiz dijo...

¡Ja, ja, ja! ¿Cómo alguien puede decir: ¡Podían haber avisado antes!? Espero que fuera el sueño el que le jugara una mala pasada...
Viajando en transporte público ves a cada espécimen y oyes cada comentario...

Yo, una vez, me dirigía como cada día a clase con todos mis bártulos de artes, mi mochilón y mi carpeta DinA-2, y como ir sentada a hora punta es una utopía pues como de costumbre me coloqué pegada a la puerta que no se abre; a esto se me acerca una señora muy peripuesta de unos 75 años o más, con unos tacones de vértigo y con más pintura en la cara que un Picaso, y me suelta malhumorada: deberían prohibirle la entrada a gente como tú, que vas demasiado cargada y estorbas... A mí casi no me dio tiempo a reaccionar cuando un señor de mediana edad, muy trajeado y que despedía un olor exquisito a colonia, le soltó: Señora, son las 7:30 de la mañana, así que cállese, que estamos todos medio dormidos, menos usted, que parece que viene de juerga, y si quiere ir cómoda páguese un taxi, que tiene pinta de poder permitírselo...
En fin, aventuras y desventuras del transporte, se podría hacer un libro recopilando las anécdotas y vivencias cotidianas de cada uno.
¡Un saludo!

carlos63 dijo...

José te lo juro por el niño Jesús 1que se hartan de telebasura, jajaja. Me infilre un día en pleno viaje astral. ¡Uf! Menuda pesadilla.

Javi creo que si lo consiguieran superaría el éxito del Ipad, jejeje.

Mª Mercè, la verdad es que soy como un buho, siempre observando. A veces veo lo que nadie ve. Suelen estar inmersos en otras cosas o simplemente no les importa su entorno.

Europides, el metro me inspira, jajaja. Mira esta otra entrada, mi mujer se la creyo, jajaja.

http://carlos63ccp.blogspot.com/2008/05/aventura-en-el-metro.html

Bueno, gracias por el intento Shikilla, pero cuando tu madre dice que eres atractivo lo primero que piensas es...FEO DE COJONES, jajaja.

Si Fatima, va cada individuo en el metro para dar de comer aparte. A veces veo unas caras de psicopatas que ya las quisiera para si el Tarantino, jejejeje.

Saludos a tod@s.

juan rafael dijo...

Yo siempre he dicho que madrugar tanto nunca es bueno para nadie.

Andrés dijo...

Por lo que entiendo, todos los comentarios que se hicieron posteriormente se debieron a la mujer que imaginó conspiraciones donde no las había.

Lo digo por ese que se quejó de que podían haber avisado antes. Es que o si no, no se entiende XD.

carlos63 dijo...

Andres fue todo tan absurdo que no tenia ni pies ni cabeza, a lo mejor, como dice juan rafael eso de madrugar...Adrmas el chaval es lector de Asimov, o sea que...

José GDF dijo...

¡Ejem! Y digo yo... ¿Qué tiene de malo que uno lea novelas de Asimov?

Ese chaval, tengo que decir a su favor que, si le gusta la ciencia ficción:

1- No le gusta la telebasura casi seguro.

2- Estaría tan absorto en su lectura que no se daría cuenta de lo de la avería, con lo que perdió completamente la noción del espacio-tiempo.

PD: sí, he leído bastantes novelas de Isaac Asimov, y lo suficiente para decir que las adaptaciones al cine de "Yo, Robot" y la de "El hombre Bicentenario" eran pésimas.

Balovega dijo...

Hola y buenas noches..

Te cuento que por casa a esas horas no han puesto las calles y por lo tanto esto que te paso no me pasa.. jejeje...

Siempre es un placer leerte tu narrativa tiene un sentido del humor estelar...

Besotes de buen domingo