09 octubre 2011

CONSEJOS DE GENIOS Y STEVE JOBS.




Estos días tras la muerte de Steve Jobs, se ha hablado mucho de su vida y obra. Desde luego lo merece, ha sido uno de los visionarios de los dos últimos siglos que ha sido capaz de influir en la vida de todos. Hasta en la de los que ni piensan que sea así, ni de los que han tocado nunca un ordenador.

Junto a el, otros gurús han cambiado nuestras vidas colaborando en un desarrollo que sin PC’s e Internet hubiera sido impensable. Aparte dejaremos la pregunta de que si ha valido la pena este desarrollo teniendo en cuenta como se encuentra el mundo. Crisis, guerras, conflictos ideológicos y religiosos, pérdida de la ética y moral… ¡En fin! Parece que esta evolución tecnológica ha superado a la mente de la humanidad y ha sido incapaz de evolucionar paralelamente a la anterior. Somos como letras en una sopa que vagan en un caldo sin un orden establecido, presas del azar e incapaz de formar una frase con un mínimo sentido. Yo al menos en esas sopas que me servia mi madre, calentitas y al cuerpo, jamás conseguí encontrar ni siquiera una palabra con mas de una silaba.



Una vez reconocida la valía de este genio voy a lo que iba.

Si hay algo habitual que compartimos todos en todos los sitios de la red son “frases celebres de celebridades”, de la política, de la cultura, de las artes, de las ciencias… He de reconocer que muchas veces son muy atractivas, incluso a veces las comparto pero algunas otras desde luego que no. Casi se podría hacer una especie de libro sagrado con todas ellas ordenadas.

Pero… siempre hay un pero, sino no sería yo. Al final me cargan, en especial las muy transcendentes, las que fueron creadas con la aparente intención de enseñarnos a vivir. Algunas se han impuesto casi como dogmas de fe. Como si unos padres desconocidos fueran portadores de la verdad. Incluso muchas de esas frases las hemos formado en nuestras mentes antes de oírlas en boca de estas celebridades. Además es muy fácil dar consejos y emitir bonitas frases desde el éxito y el reconocimiento.

Mucho se esta hablando del famoso discurso de Steve Jobs en la universidad de Standford. Demasiado diría yo, y de una forma un tanto irreflexiva.


Aquí lo tenéis subtitulado aunque imagino que la mayoría lo conoceréis de sobra. No se vale llorar, ¡eh!




Si, si es muy bonito, incluso en un día de esos tontos te puede incluso emocionar. Pero ciertamente me recuerda a un discursito patriótico de cualquier película americana o a algún alegato de algún abogado de alguna película de esas de juicios americanos, o una arenga de un entrenador de futbol americano cuando se enfrentan en un partido transcendental con todo en su contra. Yo les diría a los que tanto hablan y analizan el discurso:

El efecto en mi, y creo que en muchos, no pasaría en el mejor de los casos de unas cuantas horas. Sobre todo por un motivo, yo no soy el, ni nadie es como otra persona. Cada uno se desarrolla en un medio, con unas circunstancias distintas y con una percepción distinta de las cosas. Es mas, no creo que se pueda clonar a una persona, si físicamente pero nunca intelectualmente. Parece que olvidan que todos no tenemos las capacidades que le han permitido triunfar en la vida y que tan feliz le ha hecho. No todos tenemos la perseverancia de la que ha hecho gala, ni mucho menos su cerebro y su coeficiente intelectual. Y por más que lo intentemos es imposible de conseguir. Porque es imposible un mundo de genios y triunfadores. Idealizar tanto este discurso se me antoja mas motivo de frustración que de superación. Tampoco creo que Mister Jobs pretendiera crear una ideología de aquel discurso como pretenden algunos profesores universitarios. Si yo fuera profesor, nunca pondría algo así como ejemplo, decir que si no lo sigues y consigues tus objetivos eres un fracasado me parece muy poco didáctico. Siempre he odiado que no me enseñen a pensar y solo se limiten a imponer a mi mente las ideas de otros. Si mi cerebro es inundado con ideas ajenas, ¿que o quien soy yo? Lo dice Steve, “no pierdas el tiempo viviendo la vida de otro” creo que esta bastante claro ¿no?

Acabo de borrar un párrafo porque casi caigo en el error de soltar un bonito discursito ejemplarizante pero he reaccionado a tiempo, jajaja.

Ahora he recordado una frase en un concierto de La Unión:

“Si te deja tu novi@, te jodes” Si, pero a continuación búscate otr@. La última parte es mía, jajaja. 

Saludos.


8 comentarios:

José GDF dijo...

Pues sí, Carlos. Cada uno tiene también su medida de lo que es el éxito. Para él tal vez fuera haber sido un gran empresario, pionero en algunas áreas, pero para nosotros, tal vez, nuestro mayor éxito sea llevar a nuestras familias a fin de mes... ¡Y en eso no debemos fracasar!

No nos queda más remedio que vivir la vida que nos imponen otros, hay que sobrevivir con lo que uno tiene. Esa idealización la hizo desde su posición privilegiada, casi nadie puede ver así la vida, desde una perspectiva así.

Lo que quiero decir es que no todo consiste en querer y tener la voluntad, es preciso cubrir antes las necesidades básicas de los tuyas y las tuyas propias, y eso normalmente ya nos ocupa casi todo el tiempo de que disponemos (trabajar, tareas del hogar, otras obligaciones y compromisos, aseo personal, etc).

Buenas noches, Carlos.

josepin dijo...

Yo ya estoy un poco cansado de tanto bombo y platillo a Mister Jobs, parece que es el genio de los genios y sin negar que hizo grandes cosas, me parece exagerado decir que cambio el mundo con sus inventos, puede que a nivel tecnológico si,pero hay muchos mas inventos sencillos que no se les dieron tanta fama y que seguro que los utiliza mas gente que sus productos Apple. La fregona, el Chupa Chups, por poner algunos españoles.

José Núñez de Cela dijo...

Si, uno al final acaba cansado de tanta frase bonita y tanto cosejo-sin-el-que-no-se-podría-vivir.

Probablemente se lo escribieran ( o no) y lo único que hizo fue revisarlo y estar de acuerdo en lo que decía, Pero hay que reconocer que el contenido del discurso, como mínimo, es capaz de hacerte reflexionar, y eso, en los tiempos que corren ya es bastante... no?

saludos

juan rafael dijo...

Lo que más me ha impresionado de su muerte es que considero que lo ha hecho relativamente joven (56 años). Ni todo su poder económico ha podido evitarlo.

Explorador dijo...

Bastante de acuerdo. Añadiría que soy un inepto en cuestiones informáticas, así que no sé su relevancia real, pero agradezco su labor y me entristece su prematura muerte.

Lo que ya no tengo tan claro es de si se trata de alabar a alguien que ha sido un visionario, genio, etc...o de alabar a alguien exitoso por el mero hecho de serlo. Y eso me produce una sensación extraña.

Un saludo :)

Verónica Marsá dijo...

Pues es difícil, amigo Carlos, porque desde que comenzamos en la escuela o la misma educación de casa, en nuestra mente sólo entran las ideas de los otros, somos un relleno de ideologías, metodologías y frases de los otros. Hay gente que madura y sigue repitiendo discursitos o frases célebres tópicas que aburren hasta a los calamares. Otras personas se dedican a criticar, en el buen sentido, y a pensar contínuamente: "¿Este tipo se cree que soy tonto?", parece ser que algunos tratamos de superar o hemos superado la barrera de que ya nadie nos dice nada nuevo, de que es aburrido escuchar a quien sea y que nada tienen que decirme que no sepa; entiéndeme, hablo en general.

Yo pienso que debe sentirse fracasado aquél que no hace todo lo posible por lograr lo que pretende. Sólo dejas de ser un fracasado cuando te empleas para cualquier labor el 1000 por 100, si aún así no lo logras, asúmelo y dedícate a otra cosa que puedas conseguir, ESO NO ERA LO TUYO. Le diría: NO TE FRUSTRES Y ADELANTE!!!

Ya te mando un mail con todos los datos de la quedada!!!

Un beso.

Daviblio dijo...

Muy buenas reflexiones. En la vida también tiene que haber fracasados... Te saluda uno, con orgullo ;)

pelotxo dijo...

mierda, creia que al final moria...ya me estaba preparando, pero se ve que ese discurso es antiguo.
Aun soy un incosciente..vivo eso si