10 noviembre 2010

FUERA DE HORAS

Hola a todos, el lunes empecé mi segundo turno de vacaciones. Todo un gustazo como podéis imaginar.

Es curioso pero siempre me han gustado estas vacaciones, las que llamo “fuera de horas”. ¿Por qué?, pues porque no coincido con nadie. Esto me permite una mayor libertad de movimientos y disfrutar de la realidad cotidiana. Esa realidad en la que nos vemos inmersos a diario y que no podemos ver con la misma perspectiva que si nos situamos fuera de ella.

Me gusta llevar a mis hijas al colegio e ir hablando con ellas por el camino o repasando el examen que van a tener y me gusta estar en casa con mi mujer compartiendo el día a día
.



Me gusta bajar a la calle y observar a la gente dirigirse a sus obligaciones diarias como hago yo normalmente. No, no penséis mal, no es por regocijarme de los que en ese momento están trabajando, es para recordar que no hay que perder ningún momento en nuestras vidas y que durante las rutinas a las que nos vemos obligados, debemos hacer pequeñas pausas y aprender a apreciar lo que nos rodea. Sin estas pausas muchas cosas nos pasan desapercibidas, quedan atrás. Como cuando viajas y el paisaje que se ve a través de las ventanillas va pasando sin disfrutarlo como se merece.

Me siento cómodamente en un banco (que no entidad bancaria) donde haya mucha circulación de personas para observar. La mayoría van encerrados en sus pensamientos y parece que no tengan conciencia de la existencia de los que le rodean. A tal punto que parece que tengamos un navegador inteligente en el cerebro que nos evite chocar con los demás. Nadie mira a los ojos de nadie, como evitando ni siquiera un mínimo contacto visual, ni el saludo si se da el caso.

A mí no me gusta vivir así, por eso a diario busco mis pausas. Me gusta observar lo que me rodea, descubrir cosas que no había visto antes y que allí estaban esperando a que las mirara. Saludar a personas con las que me cruzo habitualmente, a ser posible con una sonrisa, siempre te hace más llevadero el día ver caras amables que rostros anodinos.




Hoy por ejemplo llevo dos horas cara al ordenador comunicándome con vosotros, primero contestando a los comentarios de mi anterior entrada y ahora escribiendo esta. Cuando la termine, me bajare con mi mujer a hacerme una picadita y a dar una vuelta hasta que las niñas salgan del colegio y nos volvamos a reunir los cuatro.

Entonces empezara lo peor, ja, ja, ja, “las tareas del colegio”. Pero bueno, es una obligación que todos esperamos de su fruto algún día y además personalmente me sirve de repaso.

Estoy pensando que la publicare luego,  ahora me voy a almorzar que para eso estoy de vacaciones y libre de rutina. Me voy a observar un rato el mundo y el bocata lo iré observando mientras me dure, je, je, je.




Ya he vuelto, estaba bueno el bocata como podéis apreciar en la imagen, por cierto, se ha dado una conversación que un día será objeto de una entrada.

Saludos.



10 comentarios:

Javi dijo...

Pues tienes razón, las vacaciones blancas son las que mejor saben. A mí al menos, la playa no me gusta. En verano sí voy a la piscina, pero si estuviera trabajando, con ir un rato cuando no tenga trabajo me sobra, no necesito pasarme el día allí si no es porque no tenga nada más que hacer.

En cambio, en invierno me encantaría poderme ir a una casa rural en la montaña, rodeado de nieve; algo que en otras provincias estarán cansados y preferirían venir a la playa, pero que en Valencia no vemos con tanta abundancia ni facilidad.

Ya se sabe, cada uno quiere lo que no tiene, jaja.

Un saludo, Carlos.

Sonix dijo...

Uff, no sabes como te envidio, pero por varios motivos. A mí también me gusta tener vacaciones fuera del verano porque da más juego, y además no está todo el mundo de vacaciones. Y lo segundo que me da envidia son las vacaciones en sí, que en lo que llevamos de 2010, sólo he tenido una semana de vcaciones y siento que las necesito urgentemente!

Lo dicho, disfruta mucho de tus vacaciones, de la tranquilidad, el observar tu entorno y de tu familia. Son muy buenas cosas en que pasar el tiempo. ;D

juan rafael dijo...

Yo pienso que una de las fiestas que deberíamos de tener al año es la de nuestro cumpleaños, así de paso, seguro que en algún año teníamos fiesta en día laboral.
¡Lástima que haga tanto viento, aunque ya veo que también te proteges en refugios!
Por cierto, que últimamente yo también le he estado dando a la Guerra de Independencia ayudando al mayor y si llegamos a tener camiones en esa época, también nos los hubieran volcado.

CreatiBea dijo...

¡¡¡Pero que suerte!!! Tú si que sabes... te entiendo perfectamente, aunque yo las prefiero todas de un tirón...

Disfruta!!!! (seguro que no hace falta que te lo diga mucho, que ya veo como te cuidas...)

josepin dijo...

Disfruta las vacaciones, esos pequeños momentos son muchas veces lo mejor del día y no lo digo por lo de la picadita, aunque también esta bien, jejeje.

Andrés dijo...

Qué identificado me he sentido con estos pensamientos tuyos. Es verdad que estas vacaciones te hacen darte cuenta de lo que normalmente hacemos mecanicamente en nuestra rutina.

Espero que te relajes y las disfrutes al máximo, un abrazo.

carlos63 dijo...

Javi cuando era adolescente eran mas bien moradas, jejejeje, menudas fiestas.

Sonix espabila que se te van a pasar y para alguna cosa buena que esta pagada... jajaja.

Juan Rafael, el viento ya a pasado y la verdad es que el tiempo no esta nada mal. Los franceses siempre han sido muy cariñosos con nosotros, jejeje.

Bea yo las prefiero partidas en mi actual trabajo, tenemos demasiado stress y presión para tirarnos 11 meses de tirón.

Josepin, hoy ha caido otra, ya que no me voy fuera...pues me cuido, que para eso estamos.

Si Andres espero que nada interrumpa mi relax, a veces ya se sabe, sale alguna puta que confesar.

Bueno gracias a tod@s por vuestros buenos deseos.

Un abrazo.

Jenny dijo...

Que sigas disfrutando de tantas cosas buenas en tus vacaciones.

Un abrazo.

EL HEREJE dijo...

Mola mucho eso de ver la vida pasar desde un banco de parque. Que lo sigas disfrutando pero cuidado con el michelín que el bocata es más grande que tú.

carlos63 dijo...

Todo lo bueno pasa pronto, Jenny, jajaja.

Tranquí Hereje que lo quemo haciendo ejercicio, menudas agujetas, jajaja.

Saludos.